Caución Bursátil

iKiwi Argentina » Inversiones » Caución Bursátil

En esta página explicaremos de qué se tratan las cauciones bursátiles, qué ventajas ofrecen frente a los plazos fijos tradicionales, y cómo operar con este tipo de plazo fijo en la bolsa. Te explicaremos cómo generar una mejor tasa de interés con tus excedentes de fondos.

¿Qué es una caución bursátil?

Una caución bursátil es un instrumento de inversión que simula las características de los plazos fijos pero a cortísimo plazo. Es decir, a través de una caución bursátil un inversor con excedente a corto plazo en su cuenta comitente lo coloca por un plazo determinado a cambio de una tasa de interés, para que otro inversor se haga de esa liquidez y pague el rendimiento por la utilización del dinero.

Es decir, del lado del inversor, la operación es muy parecida a un plazo fijo. Deposita dinero a un plazo y recibe el capital más intereses.

¿Cómo funciona la caución bursátil?

Para que funcione o exista una caución necesitamos dos partes intervinientes: el colocador y el tomador.

Por su parte, el colocador aporta el efectivo y al término del período establecido recibe el capital más intereses. El tomador, recibe los fondos y coloca títulos en el mercado como garantía del pago.

Al vencimiento de la caución bursátil, el colocador recibe los intereses y el capital pactados. El tomador, que devuelve el préstamo más la tasa de caución bursátil, recupera sus activos.

¿Cómo invertir en una caución bursátil?

En primer lugar, necesitamos tener una Cuenta Comitente. Le recomendamos leer nuestro artículo al respecto para conocer todo sobre este tipo de cuentas, a través del enlace anterior.

Una vez que contemos con nuestra cuenta comitente, necesitamos tener dinero en efectivo dentro de ella, sea en pesos o en dólares. Luego, a través de la plataforma de nuestro broker podremos operar y colocar fondos en una caución. De seguro tu agente de bolsa te ofrezca hacerlo:

  • A través de la Plataforma Web
  • Enviando órdenes por e-mail
  • Por teléfono

Caución o Plazo fijo ¿cuál me conviene?

Una comparación que se produce habitualmente es la que relaciona Caución Bursátil vs Plazo Fijo. Si bien ambos son similares en algunos puntos como asegurar una tasa y por una cierta cantidad de tiempo tenés los fondos inmovilizados, la caución bursátil tiene ciertas ventajas por sobre los plazos fijos y otros instrumentos similares.

La primera es la tasa. La tasa de interés que paga una caución suele ser superior a la del plazo fijo. Además, existe una mayor flexiblidad a la hora de poder elegir el plazo en el que deseas invertir tu dinero. También tenés que tener en cuenta que las cauciones son uno de los instrumentos más operados del mercado, por lo cual siempre habrá liquidez ya sea que quieras tomar o colocar caución.

Si tiene dinero en su cuenta comitente y no encuentra alternativas de inversión que le convenzan, le recomendamos contratar una caución bursátil hoy a 7 días, por ejemplo, y esperar una semana para hacer otras colocaciones. Te invitamos a comparar sus rendimientos con nuestra calculadora de cauciones bursátiles:

Calculá tu Rendimiento

Ventajas de invertir en una caución bursátil

Dado lo explicado hasta acá sobre el concepto de caución bursátil en Argentina, podemos resumir que colocar nuestro excedente de fondos en estos instrumentos puede ofrecernos:

  • Mayor liquidez. El valor de una caución bursátil se rige por un lado en su tasa, pero a la vez en la alta liquidez que ofrece.
  • Pazo a elección: 7, 20, 30 días, o el plazo que se requiera. Así es, existe la caución bursátil a 7 días, así como también algunos ofrece a 24 horas.
  • Podés colocar cauciones en pesos o contratar cauciones bursátiles en dólares.
  • Mayor Tasa Nominal Anual. Al contratarse por períodos cortos, el rendimiento de la caución bursátil se eleva gracias al interés compuesto que genera.
  • Inversión garantizada. El que solicita fondos debe dar garantías sobre la caución burstáil.

cauciones bursatiles

Riesgos de invertir en cauciones

En pos de la verdad, los riesgos de la caución bursátil son muy bajo. El riesgo principal es que el tomador de la caución no pague. En ese caso, se liquidan los activos que dejó en garantía para recuperar el dinero.

Tratamiento impositivo de las cauciones bursátiles

El tratamiento impositivo de la caución bursátil es muy similar al de los plazos fijos tradicionales. Veamos caso por caso:

  • Impuesto a las ganancias: sus intereses están exentos
  • Bienes personales: están gravados los títulos que tengamos en nuestro poder al 31 de diciembre como ocurre con otros títulos. Por lo cual, las cauciones bursátiles pagan bienes personales.
  • Impuesto cedular: exento, por lo que no aplica la renta financiera en estos casos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

facebook chat